fbpx
skip to Main Content
Mantenimientos Más Ignorados De Las Gruas Viajeras

Mantenimientos más ignorados de las gruas viajeras

Los procedimientos de mantenimiento preventivo para grúas viajeras y los programas de intervalos de servicio regulares llevan tiempo, son  costosos y  difíciles  de planificar. Sin mencionar el tiempo y costo asociado a las averías no planificadas. La realidad es que el mantenimiento generalmente queda al final de la lista de prioridades. Mantenimiento grúas viajeras.

La atención al equipo tiene el objetivo de minimizar el tiempo de inactividad y elevar la eficiencia del funcionamiento.

Los equipos de elevación de última generación poseen  muchos  componentes electrónicos y sistemas hidráulicos  que  hacen  que  el  funcionamiento de la grúa sea eficaz.

Garantizar un tiempo de inactividad limitado y evitar momentos embarazosos en la obra o junto a la carretera comienza con un simple plan de mantenimiento preventivo.

1. Sistemas eléctricos

Inspeccione  los  compartimientos eléctricos  regularmente  para  detectar daños, humedad y posibles problemas.

Reemplace las juntas en la cubierta (tapa) si detecta humedad. Aplique una pequeña cantidad de grasa a los pernos de la cubierta (tapa) cuando vuelva a instalarla.

Si se realizan reparaciones dentro de la caja, asegúrese de que los componentes  eléctricos  estén  correctamente etiquetados y siempre coloque los números nuevamente en los cables o en las regletas de conexiones (borneras).

2. Baterías y alternadores

Cuando se trata de las baterías y los alternadores, no espere hasta que el equipo no arranque para realizar el mantenimiento. El mantenimiento preventivo de las  baterías  solo  toma  unos  pocos minutos. Asegúrese de que los terminales (bornes) en  las  baterías  estén  ajustados, sin corrosión y de que las celdas de la batería estén llenas hasta el nivel correcto. Una buena herramienta que debe tener en su camión de servicio es un lector de gravedad específico (medidor de densidad del electrolito- densímetro-) que puede detectar una celda dañada o ineficaz, ayudándole a evitar un posible problema antes de que suceda. Además, revise  siempre  los terminales a tierra debido a que muchos problemas pueden estar relacionados con una mala conexión a tierra.

FOTO EN EL ARTICULO ORIGINAL

Es importante atender las  alarmas de la máquina sobre el sistema hidráulico.

3. Monitores y computadoras

A pesar de que los monitores y las computadoras generalmente son la parte más costosa del sistema eléctrico, con frecuencia es lo que menos se tiene en cuenta. A pesar de que muchas cabinas de algunos equipos como las grúas son cerradas y con aire acondicionado, generalmente sufren por falta  de limpieza y cuidado. La basura y los residuos dentro de la cabina se alojan debajo del asiento, en  donde  pueden  dañar  los  cables y clavijas. Las  finas  partículas  de  polvo pueden ingresar dentro de las computadoras y los monitores, generando fallas prematuras. Los monitores son una de las herramientas más utilizadas para solucionar problemas y calibrar el equipo.

Mantenerlos  en  buen  estado ayudará tanto al operador como al técnico de servicio.

Asímismo, un  sistema  de  control climático (aire acondicionado) que funcione adecuadamente tiene muchas más funciones que mantener  la  comodidad  del  operador. Las temperaturas  moderadas  dentro  de  la cabina ayudan a extender la vida útil de los monitores y las computadoras.

4. Bobinas de cables (Enrolladores de cable)

Hoy en día, muchas grúas poseen bobinas de cables (Enrolladores de cable) montadas en los laterales de la pluma o a lo largo de la parte trasera de la pluma. Dentro de las bobinas  de  cables (Enrolladores de cable) se  encuentran  los indicadores de ángulo, los anillos deslizantes (rozantes) y el potenciómetro (sensor potenciométrico) de longitud.

Cuando las bobinas de cables (Enrolladores de cable) se exponen a elementos exteriores, exigirán un mantenimiento y una reparación adicional.

Unas pocas y simples comprobaciones pueden ahorrar mucho tiempo, dinero y frustración:

• Mantener la limpieza.

• Mantener la tensión del cable.

• Mantener la bobina sin humedad.

• Mantener  la  alineación  correcta entre las secciones de la pluma y la bobina de cable(Enrollador de cable).

Inspeccione para detectar amontonamiento de cables en uno u otro extremo de la bobina de cable (Enrollador de cable), que es una indicación de que algo está desalineado. Esto no  sólo  es  un  problema  de  mantenimiento, sino que una alineación inadecuada también puede afectar el funcionamiento  porque  los  sensores  en  los (enrolladores de) cables controlan y brindan información importante al operador.

5. Mantenimiento hidráulico

El sistema hidráulico es el área final que generalmente se pasa por alto en el mantenimiento de los equipos de elevación. Al realizar varios pasos fáciles para inspeccionar el circuito hidráulico, puede hacer que el tiempo y el dinero estén de su parte:

-Inspeccione el equipo al menos una vez al mes. Esto significa llevar el equipo al taller sobre un piso de cemento y meterse debajo con una linterna para detectar puntos de roce, cualquier fuga hidráulica y comprobar el estado de las mangueras.

– Ocúpese de los puntos de roce de las mangueras inmediatamente. Cambie la disposición de las mangueras o envuélvalas con goma protectora para evitar un mayor deterioro.

– Asegúrese de que las fundas de goma (chupetes) estén colocadas en los solenoides. Compre fundas (chupetes) y manténgalas en existencia para reemplazarlas cuando sea necesario. Proteger los solenoides de la suciedad, el agua y los residuos evitará fallas prematuras.

– Las luces y los indicadores de advertencia están en el equipo por una razón. Si se encienden, averigüe por qué.

Tomar medidas proactivas podría salvar a su grúa de una gran falla catastrófica. Más a menudo de lo que se cree, el indicador  es  una  advertencia  de  que existe un pequeño problema que, si se ignora, podría convertirse en un problema complejo.

– Compruebe los filtros hidráulicos de retorno porque brindan indicios reveladores de qué está sucediendo dentro del sistema.

– Es recomendable tomar muestras de aceite, que pueden ayudarle a determinar si existen posibilidades de una falla. Al ser proactivo, podría adelantarse a un problema que genere un tiempo de inactividad importante.

Cuando se asigna un operador a una máquina, hay  un  gran  impacto  en  el estado y el rendimiento del equipo. Generalmente se cuida bien del equipo y existe  menos  tiempo  de  inactividad.

Además, el  operador  puede  ayudar a resolver los problemas del equipo porque está familiarizado con él. Esto, a su vez, genera un enfoque proactivo frente al mantenimiento y la reparación de la grúa.

A pesar de los desafíos de programar y llevar a cabo procedimientos de mantenimiento preventivo, es fundamental invertir tiempo y dinero en implementar estas tareas.

A final de cuentas, el objetivo de todos es que la flota de equipo funcione eficientemente y con un período de inactividad limitado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Open chat